#WrimoLMDE: Un mes de microrrelatos ilustrados

Puede que conozcas la web “La Maldición del Escritor“, o puede que no… y si ese fuera el caso estarías haciendo llorar a un gatito, en alguna parte. Y es que aunque esté orientada a escritores, la web es un generador de creatividad que ha creado a su alrededor una galaxia de autores, blogs y proyectos de lo más interesantes. Toda esa actividad pueden hacer muy feliz a cualquier fan de la ficción especulativa o lector curioso en general. Y a los gatitos, claro.

Iridiscencia, una de las lecturas pendientes que te mencionaba en el post sobre mis propósitos de lectura de aquí a fin de año, es uno de esos proyectos. O Sinécdoque, del que ya te hablaré cuando lo mastique un poco, que me acabo de hacer patrón y hay mucho que masticar. O el reto/concurso #WrimoLMDE, que es de lo vengo a hablarte hoy.

¿Pero qué es dichoso #WrimoLMDE?

Pues, el año pasado LMDE propuso un reto paralelo al Inktober, ese desafío online en que cada Octubre los dibujantes hacen una ilustración diaria, pero con microrrelatos. Yo me lo perdí (la diosa sabrá dónde estaba yo por aquellas fechas), pero el asunto fue éxito de participación. Y para este año decidieron trasladarlo a Septiembre y hacerle unos retoques.

La propuesta fue una convocatoria abierta , en la que se tenía que escribir un microrrelato diario, con un máximo de ciento cincuenta palabras. Y además insertarlo en una imagen para que fuera una pieza que pudiera compartirse en redes sociales. Cada día habría un ganador entre los participantes del Facebook de LMDE y otro entre entre los de la cuenta de Twitter, elegidos en los dos casos por los miembros de la web. Al final, entre todos los ganadores, se haría una votación popular para elegir a los cinco que se repartirían el ENORME lote de libros cedidos para la ocasión por un montón de adorables autores.

Además, los relatos debían contener una palabra determinada, seleccionadas previamente por los miembros de la LMDE. Las palabras podían ser el leitmotiv de la historia o simplemente aparecer en ella. Este es el cuadro que publicaron a finales de Agosto con todas las palabras propuestas.

Vale Sergio, pero ¿participaste este año?

Por supuesto: escribí treinta microrrelatos, con sus respectivos prompts, ¡y me lo pasé en grande! Los micros no son una cosa que cultive habitualmente. Soy más de enrollarme como una persiana, de hecho casi todos los que escribí clavaban las ciento cincuenta palabras… después de haberles recortado cincuenta o sesenta de más. Aún así, la experiencia ha sido muy satisfactoria. Sobretodo por la presión de tener que montar una historia cada día. Tanto me gustó el #WrimoLMDE que todavía llevo la inercia y sigo escribiendo uno a la semana para publicarlo en mi cuenta de Twitter.

Sobre lo que escribí para la ocasión, en este hilo de Twitter puedes leer todos los micros con los que participé en la convocatoria. ¡Y hasta fui el ganador dos de los días! Con estos dos:

El segundo es la continuación de uno que había escrito para el tercer día y que acabó convirtiéndose en una serie, con título y todo: El cazador de Ángeles. Porque si no me dejan enrollarme como una persiana en un texto lo hago en una serie de ellos para quedarme a gusto 😛 La serie completa la puedes leer en este “momento” de Twitter, o puedes esperar a que lo publique en forma de novela. Porque me gustó tanto la historia que al final me he decidido a darle caña y voy a intentar novelarla. Te mantendré informado.

Y ¿quién más participó?

Pues un montón de gente. La verdad es que compadezco a los chicos de LMDE, porque sólo en Twitter las respuestas diarias a sus tuits con la palabra que tocaba eran del orden de doscientas (algo menos en Facebook) y tenían que leérselas todas para elegir a los ganadores de cada día. Si nuestro trabajo escribiendo y editando la imagen del micro era estresante no quiero ni imaginarme el suyo.

Con esa participación es imposible que pueda hacer un repaso completo, hubo de todo. Gente muy, muy buena (como María Marín, que consiguió el record de victorias diarias seguidas), espontáneos que apenas participaron uno o días pero que siguieron comentando los textos de los demás, dibujantes ilustrando sus propios micros, algún otro “enrollador de persianas” que escribió una serie (como el grandísimo Rafa C. Bachiller, que nos contó la desventuras de Doña Angustias). Y los hubo que hasta derrocharon diseño gráfico, para hacer textos con forma de esquelas, anuncios…

En este “momento” puedes leer una selección de los que más me gustaron. Están ordenados por días, con los ganadores diarios seguidos por algunos de los que más gustaron de ese día.

Pero si tuviera que elegir sólo a uno de los participantes ese sería Manu Ortiz. Tiene ya bastantes letras a la espalda y se nota. Sus micros eran de los que buscaba cada día entre los demás participantes y casi nunca decepcionaban. En los treinta días nos contó historias sobre amantes de trinchera, robots beatos, felicidad encapsulada, cadáveres inflorescentes y una constelación de cosas más. Gran parte de esos relatos y algunos más los ha recopilado en un libro electrónico que te puedes descargar de Lektu mediante pago social. Se llama Micromundos y vale mucho, mucho más que el tuit que cuesta.

¿Quien ganó?

Pues después de acabar con las treinta propuestas LMDE montó una formulario virtual para que valorásemos del uno al cinco los sesenta microrrelatos ganadores (treinta de Twitter y treinta de FB) y de los resultados de ese formulario se sacaron los cinco ganadores. Que fueron anunciados el pasado fin de semana. Y aunque mi ranking personal no exactamente ese, entiendo que los finalistas eran tan buenos que la cosa debió andar muy ajustada. Los puedes ver en la selección de mis favoritos que te linkeé más arriba, pero los voy a insertar a continuación para que luego no digas que te lo pongo difícil.

5 – @Manu_NTIG (Manu Ortiz)

4 – @SirenaDeArena 

3 – @Stiby2 (María Marín)

2 – @VicGuez

1 – @Yaizacy

En conclusión…

¡Pues, que ma’n’cantao! Que me lo he pasado en grande escribiendo, leyendo y comentando. Y sobretodo, que gracias a LMDE y a su #WrimoLMDE he descubierto a un montón de gente estupenda, que está haciendo cosas estupendas y eso lo mola todo. Además, con esto de tener que estrujarme las neuronas para sacar una microhistoria diaria, he acabado poniendo en orden algunas ideas que venían rondándome. Con las que he escrito la serie del “Cazador de Ángeles” y puede que acabe convirtiéndose en mi primera novela. Y eso me hace una ilusión terrible.

Y tú, ¿eres aficionado a los microrrelatos? ¿Conocías “La Maldición del Escritor? ¿Y el #WrimoLMDE? ¿Te animarás el año que viene a seguir la convocatoria?

 


  • Si pulsaste en el link del Inktober habrás acabado en la página de FB de un buen amigo, el ilustrador Carlos Fortes, que está participando en el reto.
  • La imagen con las propuestas de escritura para el reto pertenece a LMDE.
  • Los microrrelatos son propiedad de sus autores, casi todos tienen el nombre/usuario sobreimpreso.
  • La portada de “Micromundos” es propiedad de Manuel Ortiz.
  • Si te ha gustado el artículo echa un vistazo al resto de la web, ¡seguro que encuentras más cosas interesantes! En el menú desplegable de la derecha tienes un link a mi bio (por si te apetece saber quién soy y por qué tengo un blog) y a las categoría del blog. Husmea por ahí, no te cortes.
  • Y si te ha gustado mucho el artículo y los relatos con los que participé. O te apetece recibir información privilegiada sobre esa novela en ciernes, sucríbete a mi lista de correos con el formulario que está a continuación. Recibirás un mail al mes, con un repaso de lo que he publicado y noticias y promociones exclusivas.

¿Quieres suscribirte a mi lista de correo?




¿Te gustó? ¡Compártelo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

2 comentarios sobre “#WrimoLMDE: Un mes de microrrelatos ilustrados

  1. ¡Hola Sergio!

    Me alegra que te haya gustado la experiencia de los micros, la verdad es que yo soy una gran fan desde que los descubrí hace ya un par de años.
    Los de Manu son mis favoritos en cada concurso en el que le veo participar.
    Creo que las palabras de este Wrimo han sido un poco complicadas, pero los relatos han sido muy buenos y yo también he tenido muchos favoritos (y hecho un momento).
    Gracias por linkar mis relatos, me ha hecho mucha ilusión.
    Un abrazo.

    1. ¡Hola, María!
      Sí, me gustó mucho la experiencia y sí había algunas palabras escogidas con mucha inquina, jajaja. Pero bueno, eso estimuló la imaginación de más de uno y aunque acabaran saliéndose por la tangente era divertido verlos buscar una salida.
      Como digo en la entrada lo mejor que me llevo es haber encontrado gente como tú y cómo Manu (y un montón más) que están haciendo cosas que me interesan.
      Gracias por pasarte a dejarme unas palabras, ¡un abrazo! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *