¿Quién soy y por qué tengo un blog?

Yo mismo, con cada de tonto. Que es la que tengo, qué le voy a hacer.

Hola, soy Sergio Mesa y no soy rubio. Durante un tiempo sí lo fui, pero resultó un desastre. También he sido electricista, carpintero, friki, informático, amigo, técnico electrónico, hijo, administrativo, compañero, reponedor,  lector, amante, diseñador gráfico y rolero. Y puede que se me olvide algo. No todo me ha ido tan mal como ser rubio, de hecho en algunas de esas cosas me considero “bueno”, y de una o dos (a oscuras) “muy bueno”. Pero lo que he sido siempre es escritor.

Llevo toda la vida escribiendo, aunque nunca “en serio” porque la gente de bien dice que de esto no se vive (entre tú y yo, la gente de bien a veces es peor que un herpes genital). El caso es que tengo un montón de cosas escritas por ahí. Algunas las he publicado en fanzines, talleres privados, talleres online, antologías de escritores noveles, mis dos blogs anteriores y en general allí donde me han dejado meter las narices. Incluso me formé en el noble arte de hacer hileras largas de letras, en la ilustre y difunta Escuela de Artes Creativas Eduardo Westerdahl de Santa Cruz de Tenerife. Y con todo nunca me he decidido a tomarme esto como una profesión. Hasta ahora.

Lo que nos lleva a la segunda pregunta, ¿por qué tengo un blog? La respuesta requiere un poco de historia, pero para eso estamos aquí, ¿no? Para compartir historias.

No recuerdo qué fue lo primero que leí, pero sí lo primero que escribí cuando decidí que ya no iba a ser bombero sino escritor: Un cuadernillo de historias de miedo, ilustradas con una colección de pegatinas de monstruos que venían en unos chicles. No conservo tamaña obra, ni recuerdo apenas de qué iban los cuentos. Sólo me acuerdo de uno que se titulaba “El hombrelobo con las uñas rosadas”, o algo así, porque la pegatina en cuestión tenía un fallo de imprenta y el personaje parecía llevar esmalte rosa en las garras. La historia iba sobre un pueblo donde se estaban sucediendo unas muertes horribles y la policía no daba con el asesino. Al final un hombre descubría que la asesina era su mujer, que con la luna llena se convertía en HOMBRElobo, ella acababa matándolo y huyendo.

Era una historia bastante simple, y muy influenciada por los comics “Alucine” que me compraban mis padres sin saber muy bien de qué iban. Pero con el tiempo me di cuenta de que en esa historia intenté, sin saberlo, acercar a la literatura una parte de mi realidad LGTB+. Como no tenía referentes me los inventé. Y sólo me di cuenta de eso cuando, mucho después, intenté buscar activamente esos referentes y no los encontré. Menos aún en la literatura fantástica, que era la que me gustaba.

Por fortuna los tiempos han cambiado y la presencia del colectivo es cada vez mayor y más variada. En particular en la última década, con la explosión de la cuarta ola del feminismo, la visibilidad de las mujeres, las personas no normativas y los colectivos tradicionalmente marginados es cada vez más relevante. Aunque aún nos queda mucho que construir.

El nombre del blog viene por eso… y como homenaje a uno de mis autores favoritos: Clive Barker. Intentaré rellenar ese hueco que yo encontré con reseñas de libros, artículos, relatos y cualquier material con el que tropiece y crea que puede interesarte. No estoy sólo en esto (por suerte) y no pretendo ser ningún adalid, hay mucha gente maravillosa ahí fuera haciendo cosas maravillosas. Ya te los iré presentando.

Tampoco pretendo que el cien o por cien del contenido sea de temática LGTB+ (o feminista, que considero casi sinónimos), pero la perspectiva y la atención a los temas relacionados siempre estará ahí. Si te gusta la idea, quédate y rebusca, que seguro que encontrarás algo interesante. Y si te gusta mucho, suscríbete a mi lista de correo con el formulario que hay aquí debajo. Te contaré qué cosas estoy preparando, tendrás material exclusivo y algún regalo.

La otra razón de ser de este blog es tener un sitio donde dar la chap… erg… donde “informar” de mis proyectos literarios a quien pueda estar interesado. En mis redes sociales, los enlaces están arriba a la derecha, puedes estar al tanto de los proyectos del “día a día” pero aquí te daré cuenta de las cosas que publique, cuándo, dónde y con quién.

Además, te digo ya mismo que el primer proyecto editorial propio que me traigo entre manos es una antología de relatos. Honrará la memoria de aquel cardenillo de historias de miedo, y en él  recopilaré algunas de las historias que he escrito estos años junto con un puñado nuevos relatos, escritos para la ocasión.

Y también hay algo planeado para después de la antología, pero esa es otra historia y deber ser contada en otra ocasión 😉

¿Quieres suscribirte a mi lista de correo?








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *